Nuestros Proyectos

AGENDA REGIONAL

La Asociación de Municipios del Catatumbo, Provincia de Ocaña y Sur del Cesar, logró concertar con los alcaldes del periodo de gobierno 2012 – 2015, un acuerdo para la construcción de una visión de desarrollo a 20 años, tarea que se inició con la incorporación de dicho compromiso en los Planes de Desarrollo Municipales; a partir de esta acción, la Asociación de Municipios adelantó los trámites de gestión necesarios para la construcción de la Agenda Regional de Desarrollo 2032.  En el año 2012 el programa Colombia Responde, operado por Chemonics, financió las primeras mesas de trabajo con actores del orden municipal y regional.

 

Durante 2013 y 2014 se trabajó en la construcción, validación y adopción de la Agenda Regional, siguiendo la ruta que plantea la metodología del Departamento Nacional de Planeación DNP; este proceso fue apoyado por Ecopetrol a través de la Fundación Ecopetrol para el Desarrollo Regional – Fundescat, la Gobernación de Norte de Santander, Cancillería, Unión Europea y CONSORNOC, en el marco del Proceso Estratégico Territorial PET de Gobernabilidad.

 

En el 2015 con el apoyo de Ecopetrol, las acciones han estado enfocadas a la gestión y promoción ante el Gobierno Nacional, la Cooperación Internacional, institucionalidad pública, privada y sociedad civil, para lograr que la Agenda Regional de Desarrollo 2032 sea el instrumento en la construcción de políticas públicas que conduzcan de manera efectiva al cierre de las brechas sociales y la implementación de proyectos estratégicos que demanda el desarrollo de la región ante la necesidad de lograr mayores niveles de competitividad.

 

El proceso de construcción y gestión de la Agenda Regional “Una visión compartida de desarrollo regional sostenible”, ha contado con el acompañamiento del Gobierno Nacional a través de la Cancillería y el Departamento Nacional de Planeación, brindando orientaciones metodológicas, asesoría y respaldo en las acciones de gestión, lo cual es de gran importancia, para que el esfuerzo de todos quienes han participado de este proceso, pueda materializarse, a partir de la incorporación en los principales instrumentos de planeación, como el Plan Nacional de Desarrollo, Plan para el Posconflicto, Contrato Plan para la región y los planes de desarrollo del orden departamental y municipal para los periodos de gobierno 2016- 2019, lo que ha permitido  que la Agenda Regional sea un verdadero insumo para la construcción y ejecución de políticas públicas.

 

Hoy la región del Catatumbo, provincia de Ocaña y Sur del Cesar, cuenta con un documento guía concertado para el desarrollo de la región, que tiene como propósito promover la planeación y gestión regional con una visión a largo plazo (2032), permitiendo fortalecer las asociatividad entre los municipios, siendo necesario la participación activa de los tres niveles de gobierno, la Cooperación Internacional, la  institucionalidad pública y privada y la sociedad civil, manteniendo un dialogo permanente en la construcción, ejecución y seguimiento de las políticas y programas de desarrollo que garanticen la sostenibilidad en el territorio.

ALIANZAS PRODUCTIVAS

ALIANZAS PRODUCTIVAS  es un programa  del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que vinculó a los pequeños productores organizados para desarrollar proyectos productivos agropecuarios a mediano y largo plazo donde el aporte se ve reflejado en productores e instituciones.

Este programa se dio en el país hacia el año 2000 financiado inicialmente por el Banco Mundial; En el mismo se dieron directrices y una de ellas fue la existencia de dos aliados principales, uno, son los productores asociados y dos el aliado comercial, acompañados de otras organizaciones como alcaldías, departamento, proveedores de insumos y organizaciones gestoras.

 

A través del Centro provincial de Gestión Agroempresarial  presentó la primera propuesta “Producción, comercializacion y distribución de semilla de cebolla ocañera” en el programa Alianzas productivas ante la cartera nacional, el cual fue aprobado  beneficiando a 136 productores de la Asociación de Cebolleros del Corregimiento de Quebrada la Esperanza – ASOEC. Los aportes se entregaron  de la siguiente manera:

Ministerio de Agricultura  $ 252.830.000

Gobernación  $ 30.000.000

Alcaldía de Ocaña   $ 10.000.000

 

En el año 2005 se presentó la propuesta “Producción y comercialización de semilla seleccionada de Fríjol Rosado Zaragoza en los municipios de Abrego y La Playa”, la cual fue aprobada beneficiando veinte (20) familias del Municipio de La Playa de Belén y  treinta (30) familias del corregimiento La Labranza del municipio de Abrego.

En este primer proyecto se logró participación de:

Ministerio  de Agricultura con aportes por $104.057.000;

Gobernación de Norte de Santander  $38.875.000;

SENA $2.040.000;

Cooperativa de Caficultores del Catatumbo (aliado comercial) de $5.616.000,

CORPONOR $11.371.000

Alcaldías  La Playa y  Abrego $10.000.000 (c/u).

 

Ante la responsabilidad con la que se ejecutan las dos primeras  Alianzas Productivas, el Ministerio de Agricultura fija su mirada en la región y le da el visto bueno a varios proyectos que bajo este esquema fueron presentados por el CPGA y este modelo se convierte en la apuesta al desarrollo microempresarial del campo regional.

A continuación se detallan las ejecutadas durante el periodo 2011 –  2016:

 

Fortalecimiento de la producción y comercialización de cebolla Ocañera en el corregimiento de Astilleros  municipio de Hacarí, beneficiando a 30 familias de la  "Asociación de Productores Agropecuarios del Corregimiento de Astilleros Municipio de Hacarí, Norte de SantanderASPROASTILLEROS"

El Ministerio de Agricultura aportó $ 216.816.232

Gobernación  $ 30.000.000

 

Fortalecimiento del sector cacaotero mediante el sostenimiento y beneficio de 112,5 hectáreas de cacao pertenecientes a familias asociadas a Asocacao en el municipio de La Esperanza, departamento de Norte de Santande fue otra Alianza aprobada, beneficiando a 75 familias de la Asociación de Productores de Pueblo Nuevo del Municipio de La Esperanza

ASOCACAO.

Ministerio de agricultura $ 233.030.000

Gobernación de Norte de Santander $ 74.990.000

Alcaldía $ 24.910.000

Otros financiadores $ 55.170.000

 

 

Fortalecimiento de la producción y mejoramiento de la calidad de grano del cacao pertenecientes a familias de pequeños productores del Municipio de Convención benefició a 64 familias de la "Asociación de productores Semillas del Futuro APRASEF"

Ministerio de Agricultura $ 220.800.000

Gobernación de Norte de Santander $ 35.000.000

Alcaldía de Convención $ 14.000.000

Ecopetrol  $ 12.000.000

DPS   $ 45.000.000

 

Mejoramiento de la calidad del grano de 272 hectareas de cacao pertenecientes a 136 familias asociadas a COOMVESAP LTDA de los municipios de El Carmen, San Calixto y Teorama, departamento Norte de Santander, mediante la implementacion de 136 unidades de secado y beneficio del grano”.  Este proyecto logró una inversión de $ 3.866.192.000

 

Fortalecimiento de la Producción y comercialización de Gulupa  beneficiando a 34 familias de la  "Asociación de productores agropecuarios de Aguas Claras, municipio de Ocaña

ASOPROAGRA"

Ministerio de Agricultura $ 135.888.000

Gobernación de Norte de Santander $ 42.000.000

Alcaldía Municipal de Ocaña $ 34.000.000

Ecopetrol $ 15.000.000

 

Producción y Comercialización de Uchuva en la Asociación de Productores Agropecuarios de San Juan "AGROSANJUAN" beneficiando a 32 familias de la "Asociación de Productores Agropecuarios de San Juan, municipio de Villa Caro.

Ministerio  $ 127.991.000

Gobernación $ 42.000.000

Alcaldía Municipal $ 12.000.000

Ecopetrol $15.000.000

 

Fortalecimiento del cultivo de Lulo de la Asociación de Cultivadores de Frutas, Asoculfrute, del Municipio de Teorama, N.de S beneficiando a 38 familias de  la "Asociación de Cultivadores de Frutas del Municipio de Teorama, N.de S.

Ministerio de Agricultura $ 151.989.000

Gobernación $ 41.000.000

Alcaldía de Teorama $ 10.000.000

Ecopetrol $15.000.000

 

Fortalecimiento del Cultivo de Aguacate en el Municipio de Convención beneficiando a 60 familias de la "Asociación de productores Semillas del Futuro APRASEF"

Ministerio de Agricultura $ 165.559.000

Gobernación de Norte de Santander $ 40.000.000

ECOPETROL $ 75.520.000

DPS  $ 54.000.000

SENA  $ 14.000.000

 

Mejoramiento de la producción y comercializacion Piscícola de la Asociación de Piscicultores del Municipio de El Tarra, N. de. S beneficiando a 58 familias de la "Asociación de Piscicultores del Municipio de El Tarra, N. de. S ASOPISTAR"

Ministerio de Agricultura $ 277.307.000

Gobernación de Norte de Santander $ 40.000.000

Alcaldía de El Tarra  $ 15.000.000

ECOPETROL  $ 50.000.000

DPS  $ 54.000.000

SENA$ 14.000.000

 

Desarrollo del Cultivo de Lulo, de la Asociación de Productores y Transformadores Orgánicos del Municipio de Abrego, N. de S. beneciando 72 familias de la Asociación del municipio de Abrego

Ministerio de Agricutura $ 358.848.000

Gobernación de Norte de Santander $ 45.000.000

Alcaldía de Abrego  $ 10.000.000

SENA  $12.000.000

 

Fortalecimeinto empresarial de la cadena láctea con buenas práctica pecuarias en el Municipio de Cáchira, N. de S. beneficiando a 51 familias de la "Asociación de Ganaderos de Cáchira "ASOGANCA"

Ministerio de agricultura  $ 254.913.000

Gobernación de Norte de Santander $ 50.000.000

Alcaldía de Cáchira  $ 26.950.000

SENA    $9.900.000

 

Fortalecimiento de la Producción y Comercialización del Frijol Rosado en la Playa de Belén, N. de S con beneficio a 91 familias de la Asociación de Productores Agrícolas de la Playa "ASOMONCAR"

Ministerio de Agricultura  $ 239.206.000

Gobernación de Norte de Santander  $ 50.000.000

Alcaldía de La Playa de Belén  $ 10.000.000

SENA   $ 19.000.000

 

Producción y Comercialización de Aguacate, beneficiando a 79 familias de ASOPROCAR "Asociación de productores del municipio del Carmen - Norte de Santander.

Ministerio de Agricultura   $ 393.499.000

Gobernación de Norte de Santander  $ 25.984.000

Alcaldía de El Carmen $ 8.000.000

ECOPETROL  $ 59.976.000

DPS  $ 158.000.000

SENA  $ 6.400.000

 

Mejoramiento del Sistema Productivo de Piña beneficiando a 44 integrantes de ASOCUFLRUTE "Asociación de Cultivadores de Frutas del Municipio de Teorama, N.de S.

Ministerio de Agricultura  $ 218.830.000

Gobernación de Norte de Santander   $ 99.600.000

Alcaldía de Teorama  $ 10.000.000

ECOPETROL  $ 114.000.000

DPS  $ 88.000.000

SENA  $ 12.000.000

 

 

Establecimiento y Producción de Aguacate beneficiando  60 integrantes de ASOCACAO "Asociación de Productores de Pueblo Nuevo del Municipio de La Esperanza.

Ministerio de Agricultura  $ 234.921.000

Gobernación de Norte Santander $ 36.900.000

Alcaldía de La Esperanza  $ 135.000.000

SENA  $ 11.200.000

 

 

Mejoramiento de los medios de Producción y Comercialización de Panela beneficiando a 57 integrantes de COOINCAPRO "Cooperativa Integral de Cañicultores de la Provincia de Ocaña Ltda.

Ministerio de Agricultura   $ 282.502.000

Gobernación de Norte de Santander $ 27.360.000

Alcaldía de Convención  $ 17.500.000

ECOPETROL  $ 95.000.000

DPS  $ 114.000.000

SENA $ 10.000.000

 

 

En el 2005 fueron 136  productores beneficiaros  cifra que al 2015 ha sumado 1176 familias en la región que han palpado las  fortalezas de las buenas prácticas de siembra y manejo de cultivos; y así mismo el respaldo del Estado a la hora de trabajar en comunidad.

Los productores beneficiarios de las Alianzas han gozado de  sistemas de riego instalados, adecuación de cuartos de moldeo, análisis de suelos, siembras de cultivos,  visitas a finca, asesorías socioempresariales, acompañamiento ambiental, participación en escuelas de campo, entrega de herramientas e insumos, acuerdos comerciales a través de aliados,  y otros resultados que se suman a una mejor calidad de vida para las familias campesinas que ven en este, un mecanismo para fortalecer su agricultura y convertir sus parcelas en campos productivos y comerciales.

Cada alianza se rige por los componentes técnico/productivo, ambiental, socioempresarial, Agronegocio y financiero.

 

Los frutos para los municipios de Ocaña, La Playa, Abrego, Hacarí, La Esperanza, Convención, Teorama, El Tarra, Cáchira y El Carmen, se reflejan en cultivos de cebolla ocañera, frijol, cacao, gulupa, uchuva, lulo, aguacate, piña y caña panelera y, fortalecimiento a la línea láctea y la piscicultura.

 

$6.308.115.656 (seis mil trecientos ocho millones, ciento quince mil seiscientos cincuenta y seis mil pesos) ha sido la inversión durante los 11 años de ejecución de las Alianzas Productivas,  impulsando el desarrollo  fecundo de la región.

La articulación institucional ha sido uno de los motores para el éxito de este proyecto, aunando esfuerzos para el cumplimiento de cada uno de los indicadores estipulados.

 

Ministerio de Agricultura y desarrollo rural   $ 3.868.986.232

Gobernación de Norte de Santander    $ 748.709.000

Alcaldías       $ 357.360.000

ECOPETROL       $ 451.496.000

DPS         $ 568.170.000

SENA        $ 111.590.000

Otros financiadores      $ 201.804.424

 

“Alianzas productivas es un proyecto que nos enseña a tener buenos manejos para tratar las plantaciones con cariño, como ellas se merecen y de eso vemos resultados sorprendentes; yo le doy gracias a Dios por la Asociación de Municipios que ha sido el pilar de nuestros proyectos, nos permiten trabajar de la mano y fortalecer nuestros trabajos en el campo”, con esa afirmación de Hernando Quintero productor de Convención, se concluye que  Alianzas productivas es un aporte al desarrollo agrícola impulsado por la Asociación de Municipios y respaldado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo rural.

ASISTENCIA TÉCNICA

Tener un campo productivo, fue uno de los propósitos que se trazó la Asociación de Municipios desde su comieno; A partir del año 2000 esta institución  comienza un trabajo de articulación de las UMATAS (unidades Municipales de Asistencia Técnica), acción que se extendió hasta el año 2004 logrando 2 proyectos de carácter regional financiados por la Gobernación del Norte de Santander.

 

En el año 2004 el Gobierno toma la decisión de reformar la ley  607 de Asistencia Técnica Agropecuaria, y propone la creación de  los Centros provinciales de gestión Agroempresarial, con el propósito de que la asistencia técnica fuera amplia y dejara de prestarse a los casos meramente urgentes, debido al bajo presupuesto que se tenían en los municipios.

 

La Asociación de Municipios de la provincia de Ocaña y Sur del Cesar, por su carácter organizacional  fue  invitado por el Gobierno a coparticipar de la redacción del primer decreto 3199 de la reforma de la ley 607;  luego de varias mesas de trabajo y experiencias se formula el  decreto 2980, que abre la puerta para que las Asociaciones de Municipios creen los Centros provinciales de Gestión Agroempresarial y es así como los municipios asociados entregaron toda la competencia de gestión de proyectos agropecuarios y de desarrollo rural a esta institución en la región.

 

El auge de la creación de Centros provinciales sumó por lo menos 50 en el país (2005  2006), y a la fecha no se superan los 12 con experiencias notables.

El centro provincial de gestión de la provincia de Ocaña es actualmente el más reconocido por los resultados alcanzados a través de la articulación de proyectos agropecuarios como Alianzas productivas y gestión de créditos, siendo la esencia de los mismos la asistencia técnica.

Con la creación del centro provincial se trabajó en la creación de una línea base, de acuerdo a la metodología impartida por el Gobierno, siendo esta caracterización productiva de la región el punto de partida de sendas reuniones con la comunidad y entregando como resultado que la mayor necesidad de los campesinos era la Asistencia Técnica y organización de productores.

 

Durante los años 2005 – 2008 se logra un primer ejercicio de bridar asistencia técnica  a nivel regional, financiado por los municipios;  El Gobierno propuso que la Asistencia técnica sería contratada por empresas prestadoras de asistencia técnica EPSAGRO, siendo remuneradas por tareas las cuales estarían incluidas en un plan.

Ese plan tenía identificadas necesidades como acceso a crédito, asociatividad   y tradicionalismo en los sistemas de cultivo.

 

A pesar de los esfuerzos del grupo de alcaldes de la época en mantener vivo el centro provincial de gestión Agroempresarial en torno a los proyectos agropecuarios, el Ministerio de Agricultura no destinó recursos para financiar la Asistencia Técnica y, solo se logra este propósito en el periodo de Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos.

En el 2012 el Ministerio toma la decisión de financiar proyectos de asistencia técnica bajo un esquema de focalización de municipios (25% municipios de cada Departamento), y en ese momento donde el  acompañamiento de la Gobernación respalda la decisión de ejecutar un PGAT; Es así que los municipios pertenecientes a la Asociación de Municipios de la provincia de Ocaña entregan la información oportunamente y se bajan los recursos para atender a 4691 agricultores durante 10 meses en los municipios de La Esperanza, Villa Caro, Cáchira, Abrego, La Playa (Norte de Santander)  y Río de Oro (Cesar), en un proyecto financiado por el Ministerio de Agricultura y ejecutado por FINAGRO  y la EPSAGRO ASOHOFRUCOL.

En el año 2913, en otra convocatoria se abre la posibilidad de que los municipios pertenecientes a la zona de El Catatumbo (Convención, Hacarí,  El Tarra, El Carmen, San Calixto y Teorama)   reciban la asistencia técnica rural, atendiendo durante  6 meses del año 2014  a 3693 agricultores.

Después de un espacio  por parte del Gobierno para definir un nuevo esquema, en el 2015 se genera una segunda fase de asistencia técnica a la zona de El Catatumbo, entregando el servicio a  3953  agricultores de los municipios de Convención, Hacarí,  El Tarra, El Carmen, San Calixto y Teorama, en un convenio que se dio con la Gobernación de Norte de Santander la cofinanciación del ISER con la ejecución de la EPSAGRO Grupo Consultor  G&F.

 

Para lograr estos proyectos fue necesario hacer un inventario de los agricultores a través del Registro usuarios de Asistencia técnica (RUAT) para conocer el qué, dónde, cuándo y cuáles eran las siembras.

Esta información ha sido vital para la formulación de proyectos agropecuarios,  logrando un esquema de comunicación entre los agricultores, Asociaciones de productores, Municipios, Gobernación de Norte de Santander y el Gobierno Nacional.

 

Con las tres fases de la asistencia técnica desarrolladas desde el 2013 hasta el 2015, se han atendido 10.000 agricultores  de los municipios que hacen parte de la Asociación, generando espacios para productores en esta área tan necesaria bajo componentes como:

 • Agrícola

• Pecuario

• Socioempresarial

• Ambiental

• Financiero y créditos

 

Lastimosamente no ha existido continuidad por parte del Ministerio, y esta sigue siendo la petición constante para garantizar a los productores atención permanente.

Por fortuna el lenguaje unificado de los mandatarios de la región hacia un campo atendido, ha logrado optimizar la gestión y hacer productivos los recursos gestionados ante el Estado.

 

Asociatividad: un camino de progreso para la región

La asociación de municipios de la zona del Catatumbo, provincia de Ocaña y sur del Cesar, supo entender desde su propio origen, que  la asociatividad es la mejor herramienta para dar solución a las limitantes de organización y participación de los entes territoriales y fundamental para encausar gestión de proyectos necesarios para atender las dificultades que son comunes en la región.

En este sentido, la creación y funcionamiento del centro provincial de gestión agroempresial, se convirtió en el primer motor efectivo y eficiente, para coadyuvar a que grupos de productores juntaran esfuerzos y definieran líneas productivas o zonas de producción en cada municipio, tras diferentes y largas jornadas de orientación, capacitación y motivación, promovidas por el centro de gestión Agroempresarial (CPGA) y por el servicio nacional de aprendizaje SENA.

El propósito era precisamente sensibilizar a los agricultores, que se dieran cuenta con prontitud de las ventajas de la asociatividad y que apreciaran experiencias exitosas como la de la asociación de piscicultores del municipio de El Tarra, ASOPISTAR, convertida en  modelo de desarrollo en esta región.

Desde el año 2004, el rendimiento asociativo da fe de la seriedad con la que se asumió este compromiso. Son 120 Asociaciones de productores creadas y fortalecidas, con resultados favorables para afiliados y dirigentes. Los beneficios se reflejan en proyectos como: Alianzas Productivas, Capitalización Microempresarial y Oportunidades Rurales, contando con el apoyo  del Ministerio de Agricultura y de la  Cooperación Internacional.

Para el líder gremial Sanín López, fiscal de la asociación de productores de el Carmen ASOPROCAR, “La Asociación de Municipios ha sido la madre de todas las Asociaciones, pues su liderazgo ha permito que siga creciendo aquel concepto que el interés común está por encima del particular, que todo marcha en conjunto siempre y cuando se desarrolle con  buenas intenciones”. En esa medida, Asomunicipios y asociaciones de productores, prosiguen en el empeño de compartir asesorías, tramites, rendición de informes y algo muy importante: formulación y estructuración de proyectos.

Es la asociatividad, el más apropiado instrumento para superar las  limitaciones de trabajar individualmente,  la mejor manera de avanzar en equipo de forma mancomunada y armonizada. Los resultados son evidentes.

Hoy se considera que la organización de comunidades rurales ha contribuido a la representación y comunicación entre los productores y  el Estado; ese que destaca el trabajo  en esta región del país tiene cifras  impactantes para el desarrollo rural.

 

Cooperación institucional

La Asociación de Municipios se ha convertido en el punto de encuentro de diferentes estrategias que articulan y coordinan de la mejor manera la oferta institucional.

Desde sus inicios hasta la fecha se han dado pisadas firmes que han convertido a la Asociación  en una institución que se dedica a la articulación de la oferta de programas, proyectos y políticas públicas que las instituciones de carácter regional, nacional e internacional desean ejecutar en el  territorio.

Ante la falencia de la coordinación de  programas  del Estado para llegar al territorio, la Asociación ha cumplido un papel vital determinado por el conocimiento de la zona yla credibilidad en la población que aportan a la descentralización territorial.

La hoja de vida de la Asociación de Municipios detalla en la región la participación no solo del Gobierno sino de la cooperación internacional en  momentos claves, los dos primeros se dieron  en  2006 – 2010con la participación de  USAID que respaldó un proyecto productivo de cacao, y, así mismo la UNION EUROPEA con la ejecución del II laboratorio de paz.

Hacia el año 2015  USAID acompañó a la formulación de planes de desarrollo en 7 municipios

Actualmente las agencias  USAID, GIZ y PNUD están juntas en el territorio por un periodo que va hasta el 2019 para desarrollar un proceso de fortalecimiento institucional, tal y como lo ha definido el Gobierno Colombiano y los cooperantes (previo acuerdo), gracias a la credibilidad de la Asociación de Municipios que sin ser operador ha logrado ser un puente efectivo entre  los gobiernos locales, comunidades y la cooperación.

La historia detalla con hechos que la gestión hacia mayores niveles de coordinación liderada por la Asociación de Municipios hayan logrado en la zona apuestas claras con proyectos como asistencia técnica, electrificación rural, gestión de créditos y fortalecimiento institucional que concerta con los gobiernos locales e instituciones para que la demanda llegue de manera organizada, y baje al territorio.

ELECTRIFICACIÓN

La Asociación de Municipios del Catatumbo, la Provincia de Ocaña y sur del Cesar desde su génesis, está caracterizada por la vocación de unidad de los alcaldes y el interés de impulsar proyectos de alcance e impacto regional.

Las brechas sociales de la región expresada por la baja cobertura de servicios como el de energía eléctrica impulsó a la Asociación de Municipios a trabajar articuladamente.

 

En uno de los tantos resortes colaborativos, y dada la actividad política y social de los mandatarios llevada a cabo en los sitios más inhóspitos de nuestra basta área geográfica, daban cuenta con gran frecuencia y gran asombro de la inmensa necesidad padecida por millares de campesinos cual era permanecer a oscuras, sin el fluido de energía eléctrica, a pesar de la entrada al siglo XXI. La pesadilla se extendía pues obtener este servicio de energía les significaría una inversión superior a los diez millones de pesos por familia, cifra para ellos inalcanzable en virtud de la notable crisis del campo.

 

Por mucha voluntad que tuviera un alcalde o gobierno local o cualquier otra instancia oficial y tener que “batallar”  con sus presupuestos, sólo se lograba  financiar la electrificación de máximo dos veredas durante un periodo de gobierno.

 

Ante estas dificultades los alcaldes se dieron a la tarea de revisar el panorama de electrificación rural para el Departamento Norte de Santander, demostrándole al Ministerio de Minas y Energía, la importancia de separar  las coberturas entre cascos urbanos y zonas rurales, siendo estas últimas las de un mayor faltante (45% - 50%).

 

Fue en el periodo de gobierno 2004 – 2007, donde se toma la decisión de formular un proyecto regional de electrificación rural, con el concurso de los municipios, Comité de Cafeteros y Ecopetrol, para estructurar diametralmente el proyecto (topografías, diseños de cálculo, memorias, etc).  Para los meses de marzo y abril del año 2006 ya se tiene la iniciativa claramente formulada y se radica de forma oficial en el mes de mayo de ese mismo año ante el Ministerio de Minas.

 

Tres meses después, la Presidencia de la República convocó a una reunión a los mandatarios municipales para abordar el tema de “agenda de competitividad”. Previo a ello,  los alcaldes se habían reunido con el Gobernador de Norte de Santander de la época Miguel Morelli Navia, concluyendo sobre la necesidad de invertir en tan ambicioso  proyecto regional, por lo que se constituyó en la petición unánime ante el Mandatario Nacional: “un aporte de $ 12.841.000.000 para electrificación rural”, con respuesta favorable, para la primera fase del programa denominado “electrificación rural del Catatumbo y provincia de Ocaña”; la gestión realizada permitió un aporte de la Gobernación de Norte de Santander aportó  $1.300.000.000, Alta Consejería para la Acción Social $400.000.000  y los Municipios una Contrapartida de $ 1.300.000.000.

 

Con la aprobación de esta primera fase,  Centrales Eléctricas del Norte de Santander Cens,  fue escogida como ejecutor del proyecto por parte de Minminas.

En el año 2007 se inició la  construcción de obras de manera exitosa, logrando la energización de más de 90 veredas.

 

Para el mismo  año 2007, el equipo de alcaldes formula la segunda fase de electrificación rural. En esa oportunidad la inversión que se requiere es de $19.700.000.000, siendo una iniciativa regional de gran impacto que logra la mirada global del  Gobierno que aporta la totalidad de los recursos a través del FAER.

La aprobación del proyecto se dio en el mes de septiembre del 2007 y durante los años 2008 – 2010 se cumple la ejecución de las obras con  GENSA como operador.

 

Tras el éxito alcanzado por el trabajo en equipo con proyectos regionales como el de electrificación rural, los esfuerzos continúan en el año 2012 con el nuevo periodo de alcaldes (2012 – 2015).  En el primer año de gobierno, se radicó una ambiciosa propuesta, cuyo costo de pre inversión alcanzó los seiscientos millones de pesos, con recursos aportados por ECOPETROL, municipios y comunidad.

 

EL 26 de Octubre de 2012 la Gobernación  de Norte de Santander en cabeza de Edgar Día Contreras, radica ante el Ministerio de Minas y Energía la III Fase del proyecto de electrificación rural.

Seis meses después de radicado, luego de reuniones constantes en Ocaña, Cúcuta y Bogotá, se logra la aprobación de la III Fase bajo el siguiente esquema:

 

25.000.000 Min-Minas

(Villa Caro, Cáchira, La Esperanza, Convención, San Calixto, Ocaña, La Playa, Hacarí y Teorama)

 

15.000.000 Gobernación del Norte de Santander, con cargo al sistema de regalías

(El Tarra, El Carmen y  Abrego)

 

13.000.000 Cens EPM

(El Carmen, Río de Oro y Abrego

 

10.000.000

Tibú, El Carmen y El Tarra

 

En el año 2013 se firman los convenios. En el primer semestre de 2014 se realiza la socialización de las obras con la comunidad por parte de CENS como ejecutor seleccionado por parte del Ministerio de Minas, Gobernación y Ecopetrol  y los mandatarios.   Gracias a la cohesión social e institucional y la responsabilidad con que se asumió la iniciativa, fue posible que muchos usuarios vieran por primera vez el mundial de futbol de Brasil y por su puesto el éxito de la selección colombiana en Junio.

 

Desde el mes de Junio de 2014 hasta el mes de Diciembre de 2015 se cumple el proceso de energización a 6200 familias, culminando con el periodo de gobierno de los alcaldes.

El proceso de economía de escala permite que el recurso que inicialmente estaba para seis mil familias se extienda y se logre brindar el servicio a 200 familias más.

 

Sumando la primera, segunda y tercera fase de electrificación rural se ha logrado que diez mil setecientas familias en la región tengan el servicio de energía con una inversión de  $ 100.000.000.000 ( cien mil millones de pesos).

 

Esto arroja como resultado que Municipios como Río de Oro, Cáchira, La Esperanza, Ocaña, La Playa, Hacarí y Villa Caro sean territorios con cobertura al ciento por ciento.

 

Actualmente con los alcaldes (2016  2019) y junto al Gobernador de Norte de Santander, se trabaja en la consecución de los recursos para estructurar la IV y última fase del proyecto de electrificación que permita cerrar la brecha social, que en materia de electrificación ofrece mejor calidad de vida a nuestros campesinos.

 

Este proceso de concertación entre Municipios, La Gobernación, ECOPETROL , Comité de Cafeteros ha sido liderado por La Asociación de Municipios, una institución que ha logrado credibilidad ante Ministerios como el de Minas y Energía, que decidió apostarle a este proyecto que en avanza en el cierre de brechas hacia la equidad.

 

Este proyecto se convierte en un modelo a replicar por su accionar Nación  Territorio, y la participación de la comunidad, Gobiernos locales Departamental Nacional y la intervención de instituciones públicas y privadas; es un esquema que ha generado éxito no solo por el trabajo articulado, sino por la solución  de necesidades de una comunidad tan abandonada como la rural, que ha visto en sus mandatarios el compromiso por mejorar su calidad de vida.

Gestión de Créditos

Tener una línea de crédito significa que un banco cree que usted devolverá el dinero que pide prestado para hacer una compra. A los prestamistas, a cambio, se les paga un interés como porcentaje del préstamo.

Si hay un sector en el país que goza de una mezcla inconfundible de humildad, sacrificio y responsabilidad, es propiamente el campesino colombiano. A decir verdad, que su naturaleza está marcada por su auténtica y agradable forma de ser, pero sobre todo el gran nivel de confianza que irradia esa persona que se dedica desde muy temprano del día a labrar la tierra para producir el alimento que es necesario para toda una sociedad.

Y es sobre este último punto,  que la asociación de municipios del Catatumbo, provincia de Ocaña, sur del cesar, ha liderado un propósito fundamental: la vinculación del estado en el sector rural  mediante servicios bancarios que otorgue la posibilidad al productor, de financiar actividades agrícolas, pecuarias, forestales y agroindustriales.

Saber que existe seguridad entre las partes, de quien presta y de quien paga, constituye una arista muy importante para el emprendimiento, la inversión, la generación de empleo, el desarrollo rural y la revitalización de las actividades propias de los campesinos y productores.

En este contexto, Asomunicipios, implementó la ejecución de una serie de estrategias para que el agricultor –sin importar distancia alguna- acceda y tramite líneas de crédito que lo  beneficie  de soluciones financieras e impulsen  las diferentes fases de producción, transformación y comercialización de sus productos.

En esa medida, las brigadas de crédito convocadas y organizadas por el Centro de Gestión Agroempresarial y el Banco Agrario, con apoyo de las Alcaldías municipales, determinó una alianza crucial para apoyar e impulsar el sector rural de la región.

Fue así como en el año 2006 el Banco Agrario, lanza una  línea de crédito en Cundinamarca y provincia de Ocaña denominada PADEMER. Con esta línea, se logra la radicación de 500 créditos aprobados y la colocación de $2.500.000.000 (dos mil quinientos millones de pesos), adicional a esto, se promociona a los agricultores   el Incentivo a la Capitalización Rural – ICR, que consiste en un beneficio económico otorgado a una persona, por la realización de inversiones nuevas dirigidas a la modernización, competitividad y sostenibilidad de la producción agropecuaria.

Desde ese momento otra historia comenzó a escribirse en materia de crédito para la región.  Los productores comenzaron aplicar buenas prácticas, a ser responsables con la disposición del crédito y una conexión saludable con las entidades estatales. Sin embargo, algunos, con serios inconvenientes en la titulación de predios no podían acceder a los servicios de créditos,  lo que motivó a la Asociación de municipios interceder ante la gobernación de Norte de Santander para que a través de este ente territorial, fuera firmado un convenio con el  Banco Agrario a manera de respaldo de los créditos colocados.   El  80%  con el fondo agropecuario de garantías del Ministerio de Agricultura  y el 20% a través del convenio 5813 (fondo complementario de garantías) recursos que soportaron  718 créditos por valor de 5.346.000.000.  (Desde el 2008 – 2015)

No hay duda que el trabajo en equipo tiene favorables indicadores, y en este punto la Asociación de Municipios ha sido líder del trabajo interinstitucional destacando algunas ventajas como:

• Número significativo de pequeños productores que ha recibido y sigue recibiendo asesoría gratuita a la hora de formular un crédito y acompañamiento en la tramitología.

• La zonal del Banco Agrario tiene un alto indicador en colocación de crédito y tasa responsable de cumplimiento en los pagos.

• Presencia por parte del Banco Agrario en los pequeños productores en su predio.

• Los productores cuentan con carta de presentación en las entidades crediticias.

• Respaldo por parte del Estado cuando ocurre afectaciones climáticas, aquellos productores que tienen crédito con las líneas FINAGRO.

 

La gestión que nació de los Alcaldes y Alcaldesas del periodo 2004-2007 surgió con compromiso de desarrollo al campo y desde esa época a la fecha  1255 créditos han sido aprobados  por valor de $11.230.000.000 (once mil doscientos treinta millones de pesos), de los cuales 830 han aplicado para  incentivo de capitalización rural ICR representados en  $5.565.000.000 (cinco mil quinientos sesenta y cinco millones de pesos)

Esta cifra le ha generado al campo un movimiento financiero importante que hoy le otorga mejor calidad de vida a nuestros campesinos y credibilidad en la banca Estatal.